Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

28.1.14

EL LADO OSCURO DEL ALMA

Entrevista en WALSKIUM,un espacio creativo.

Autoretrato


 LA VANIDAD DEL ARTISTA por Walskium

“No conozco artista que no sea vanidoso, el que diga lo contrario miente.”

- Norberto Luis Romero
La semana pasada publicamos ‘Infancia rota’ una obra gráfica del escritor Norberto Luis Romero. Hoy nos hemos colado en su residencia de Colonia, Alemania, para conocer más a fondo a este creador.
Walskium: Hay algo que nos llama mucho la atención de tu obra, ya sea escrita o gráfica, lo macabro, la carne ¿Por qué esa obsesión?
Norberto: No soy responsable de mis obsesiones, sí de mantenerlas, cultivarlas y darles una salida, llamémosle, artística. De no ser por esa vía de escape, tan válida como cualquier otra, no sé dónde acabarían, seguramente en la abulia, porque no me veo ejerciendo de Jack el destripador, soy demasiado cobarde. Desconozco su origen, aunque seguramente fue en la infancia, donde se fragua la personalidad y se graban las huellas de identidad que habrán de acompañarnos de por vida. En todo caso, mis obsesiones son mías, las quiero y me mantienen vivo.
W: Eres un artista que toca muchos palos ¿Qué es lo que más te gusta de cada disciplina?
N: No percibo mi quehacer como disciplinas diferentes y estancas sino como una única labor ecléctica, con distintos soportes o formas de expresión. Soy primordialmente narrador, y se puede narrar con la literatura, con el cine, con las artes plásticas y con lo que se te ocurra. Mis collages cuentan historias, o bien las sugieren o esbozan, porque es el espectador quien debe completarlas o darles un sentido último, igual que ocurre con mis cuentos y novelas. Lo que más me gusta de todas ellas es el proceso creativo previo a la plasmación de la obra, esa especulación constante de ideas fluyendo en uno y otro sentido, rozándose, atropellándose, fundiéndose unas con otras durante mis insomnios. También adoro improvisar, porque en la improvisación dormita el genio.
W: Natural de Córdoba, Argentina, pasaste unos años aquí en España y actualmente resides en Colonia, Alemania ¿Qué diferencias ves en el arte y forma de vida entre España y Alemania?
N: Veo abismos infranqueables, sobre todo con este gobierno con el que hemos sido condenados al pasado franquista. No puedo ver mucho más porque llevo poco tiempo residiendo en Alemania, pero con lo visto ya tengo formado bastante criterio.
W: En 2010 comienzas a crear collages de fotografía como los que podemos ver en este artículo. Cuéntanos como empiezas con esto.
N: De la manera más tonta, jugando con Photoshop, porque hacía años que había perdido la capacidad para dibujar o pintar por falta de uso. De repente vi un mundo que se abría ante mí, volví a sentir el entusiasmo que muchos años atrás me ponía oleos y pinceles en las manos, volvía experimentar la alegría que sientes cuando bullen ideas en la cabeza y tienes la certeza de que eres capaz de concretarlas. Y a fuerza de dar cabezazos he ido configurando mi mundo a base de lo que llamo “cuadraditos de luz”, luz en todos los sentidos, la pedestre luz eléctrica que crea el milagro de la computadora, la luz del espectro que nos deja ver los colores, y la luz del ingenio.
W: Hace un par de años, en una presentación editorial dijiste que dabas las gracias a la vanidad por ser uno de los motores que habían empujado tu arte ¿Ser vanidoso es condición sine cua non para ser artista?
N: No conozco artista que no sea vanidoso, el que diga lo contrario miente. El hambre se calma comiendo y el ego con vanidad, es una de las razones por las que será muy difícil hallar arte creado en comandita, no a partir del nacimiento del concepto de artista tal cual lo entendemos hoy. Y el ser vanidoso no conlleva necesariamente el talento, eso viene aparte o no viene nunca, y la vanidad sin talento y trabajo tampoco es suficiente.
W: Esta colección de collages es impresionante, tanto en tema como en estética. Cuéntanos más acerca del concepto de la colección.
N: Volvemos a lo mismo, las obsesiones, la carne, el monstruo, lo grotesco y el lado oscuro del alma. Soy un defensor a muerte del lado oscuro del alma humana, eso que se empeñan en negar desde la corrección política y mojigatería que nos amordazan y enmascaran desde hace años. ¿Es posible ponerse una venda en los ojos o meter la cabeza en un agujero bajo tierra para no ver la maldad como uno de los necesarios y naturales componentes del complejo humano? Defiendo su existencia y reconocimiento, no su fomento; y si el mal sirve para crear belleza y conciencia, como en este caso, ¿también hay que negarlo? Decididamente, me opongo, me revelo y aquí pongo sobre la mesa el lado oscuro del corazón, como espejos a los que hay que enfrentarse. La parte paradójica y graciosa de todo esto es que cuando alguien me conoce personalmente no da crédito al que tiene ante sus ojos ¿eres tú el que hace esas cosas perversas y horribles?, te imaginaba un monstruo.
Lo soy…
W: Por último te pedimos que nos desveles alguna carta de tus proyectos futuros.
N: El insomnio me revelará futuros trabajos, en este momento no tengo apenas en mente imágenes concretas. Sí puedo contarte que en septiembre de este año tengo concretada una exposición de casi toda la obra de collages en el  “Centro de Arte Moderno” de Madrid, simultáneamente a la salida y presentación de un libro mío de cuentos, en edición facsimilar, ilustrada también por mí, que se llama “Las polacas”. También una caja de 20 postales en la que estoy trabajando. Y un par de revistas de arte y literatura han aceptado mis collages para su publicación a lo largo del año.
¡Muchas gracias, Norberto, ha sido un placer!
Muchas gracias a vosotros por concederme un espacio en Walskium con tanto cariño.
- See more at: http://www.walskium.es/comunicacion2/la-vanidad-del-artista/#sthash.is1T1iEr.dpuf

“No conozco artista que no sea vanidoso, el que diga lo contrario miente.”

- Norberto Luis Romero
La semana pasada publicamos ‘Infancia rota’ una obra gráfica del escritor Norberto Luis Romero. Hoy nos hemos colado en su residencia de Colonia, Alemania, para conocer más a fondo a este creador.
Walskium: Hay algo que nos llama mucho la atención de tu obra, ya sea escrita o gráfica, lo macabro, la carne ¿Por qué esa obsesión?
Norberto: No soy responsable de mis obsesiones, sí de mantenerlas, cultivarlas y darles una salida, llamémosle, artística. De no ser por esa vía de escape, tan válida como cualquier otra, no sé dónde acabarían, seguramente en la abulia, porque no me veo ejerciendo de Jack el destripador, soy demasiado cobarde. Desconozco su origen, aunque seguramente fue en la infancia, donde se fragua la personalidad y se graban las huellas de identidad que habrán de acompañarnos de por vida. En todo caso, mis obsesiones son mías, las quiero y me mantienen vivo.
W: Eres un artista que toca muchos palos ¿Qué es lo que más te gusta de cada disciplina?
N: No percibo mi quehacer como disciplinas diferentes y estancas sino como una única labor ecléctica, con distintos soportes o formas de expresión. Soy primordialmente narrador, y se puede narrar con la literatura, con el cine, con las artes plásticas y con lo que se te ocurra. Mis collages cuentan historias, o bien las sugieren o esbozan, porque es el espectador quien debe completarlas o darles un sentido último, igual que ocurre con mis cuentos y novelas. Lo que más me gusta de todas ellas es el proceso creativo previo a la plasmación de la obra, esa especulación constante de ideas fluyendo en uno y otro sentido, rozándose, atropellándose, fundiéndose unas con otras durante mis insomnios. También adoro improvisar, porque en la improvisación dormita el genio.
W: Natural de Córdoba, Argentina, pasaste unos años aquí en España y actualmente resides en Colonia, Alemania ¿Qué diferencias ves en el arte y forma de vida entre España y Alemania?
N: Veo abismos infranqueables, sobre todo con este gobierno con el que hemos sido condenados al pasado franquista. No puedo ver mucho más porque llevo poco tiempo residiendo en Alemania, pero con lo visto ya tengo formado bastante criterio.
W: En 2010 comienzas a crear collages de fotografía como los que podemos ver en este artículo. Cuéntanos como empiezas con esto.
N: De la manera más tonta, jugando con Photoshop, porque hacía años que había perdido la capacidad para dibujar o pintar por falta de uso. De repente vi un mundo que se abría ante mí, volví a sentir el entusiasmo que muchos años atrás me ponía oleos y pinceles en las manos, volvía experimentar la alegría que sientes cuando bullen ideas en la cabeza y tienes la certeza de que eres capaz de concretarlas. Y a fuerza de dar cabezazos he ido configurando mi mundo a base de lo que llamo “cuadraditos de luz”, luz en todos los sentidos, la pedestre luz eléctrica que crea el milagro de la computadora, la luz del espectro que nos deja ver los colores, y la luz del ingenio.
W: Hace un par de años, en una presentación editorial dijiste que dabas las gracias a la vanidad por ser uno de los motores que habían empujado tu arte ¿Ser vanidoso es condición sine cua non para ser artista?
N: No conozco artista que no sea vanidoso, el que diga lo contrario miente. El hambre se calma comiendo y el ego con vanidad, es una de las razones por las que será muy difícil hallar arte creado en comandita, no a partir del nacimiento del concepto de artista tal cual lo entendemos hoy. Y el ser vanidoso no conlleva necesariamente el talento, eso viene aparte o no viene nunca, y la vanidad sin talento y trabajo tampoco es suficiente.
W: Esta colección de collages es impresionante, tanto en tema como en estética. Cuéntanos más acerca del concepto de la colección.
N: Volvemos a lo mismo, las obsesiones, la carne, el monstruo, lo grotesco y el lado oscuro del alma. Soy un defensor a muerte del lado oscuro del alma humana, eso que se empeñan en negar desde la corrección política y mojigatería que nos amordazan y enmascaran desde hace años. ¿Es posible ponerse una venda en los ojos o meter la cabeza en un agujero bajo tierra para no ver la maldad como uno de los necesarios y naturales componentes del complejo humano? Defiendo su existencia y reconocimiento, no su fomento; y si el mal sirve para crear belleza y conciencia, como en este caso, ¿también hay que negarlo? Decididamente, me opongo, me revelo y aquí pongo sobre la mesa el lado oscuro del corazón, como espejos a los que hay que enfrentarse. La parte paradójica y graciosa de todo esto es que cuando alguien me conoce personalmente no da crédito al que tiene ante sus ojos ¿eres tú el que hace esas cosas perversas y horribles?, te imaginaba un monstruo.
Lo soy…
W: Por último te pedimos que nos desveles alguna carta de tus proyectos futuros.
N: El insomnio me revelará futuros trabajos, en este momento no tengo apenas en mente imágenes concretas. Sí puedo contarte que en septiembre de este año tengo concretada una exposición de casi toda la obra de collages en el  “Centro de Arte Moderno” de Madrid, simultáneamente a la salida y presentación de un libro mío de cuentos, en edición facsimilar, ilustrada también por mí, que se llama “Las polacas”. También una caja de 20 postales en la que estoy trabajando. Y un par de revistas de arte y literatura han aceptado mis collages para su publicación a lo largo del año.
¡Muchas gracias, Norberto, ha sido un placer!
Muchas gracias a vosotros por concederme un espacio en Walskium con tanto cariño.
- See more at: http://www.walskium.es/comunicacion2/la-vanidad-del-artista/#sthash.is1T1iEr.dpuf