Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

9.1.12

Un cuento de Karim Shaker


EL OLOR DE LA CARNE HUMANA

Vivo en la misma casa desde hace mucho tiempo. El barrio, una zona bastante normal. Cada día no se mudan nuevos vecinos a la casa de enfrente. Hoy sí. No he podido ver a ninguno, pero se que son una familia numerosa: Un padre, una madre, y tres hijos. Me lo han dicho.

Esta noche iré a visitarlos. No soporto vivir enfrente de alguien y no conocerle. Es una mierda. Antes no era así. Todos nos conocíamos, nos llamábamos por nuestro nombre. Eso es de ser personas.

Llevo aquí dos horas. No me he movido de la ventana. Nada.

Ahora se enciende una luz. Están dentro. ¿A que huele? No importa. Sigo en la ventana. Enciendo un cigarrillo.

Una calada, dos. Lo tiro. Es malo. Tengo sed, pero no bebo. Se acerca un perro a la puerta. ¿Lo huele? Sí, lo esta oliendo. Un niño lo llama. Adiós perro. Va a ser la hora. Se apaga la luz, se enciende otra en el piso de abajo. Se apaga esa luz, no se enciende ninguna otra. Están en el sótano. Me lo han dicho. ¿Que están haciendo? Mi mente no puede pensar. Tengo sed, en algún rincón oigo un grifo que gotea. Eso me da más sed. Es la hora. Tengo que ir. ¡Tengo que ir ya! No, espera. Luz. Abajo. Ahora se apaga. Se enciende arriba, justo en la ventana de enfrente. Una silueta. Un resplandor; Una cerilla. Se ha encendido un cigarrillo. Fulgor: una calada. Otro fulgor: otra calada. Lo tira. ¿Qué? Otro perro. ¡No!, es el mismo perro. Huele otra vez. El mismo niño lo llama. Tengo mucha sed. Esos grifos, tenía que haberlos arreglado. El olor es tan fuerte. ¡Se apaga la luz!, se enciende otra abajo. Se apaga esa luz. Se abre la puerta. Alguien sale despacio de la casa. Cruza la calle. Entro en casa. Ese olor. Ahora lo sé. Son cinco. Me lo han dicho. Un padre, una madre y tres hijos.

Esta noche iré a visitarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario