Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

28.1.12

LETRANTERÍAS



Las letras más adecuadas para colocar libros son, sin lugar a duda, la E, la H, y la A, por la balda central. La H es excelente, pero sólo tiene un estante. La E tiene los inconvenientes de que en ella caben pocos libros, en los estantes superior e inferior, que son más largos, entran un poco más, pero unos libros están muy cerca del suelo y se ensucian con facilidad, a los de arriba les pasa otro tanto con el polvo, además, para alcanzarlos hay que ser muy alto o subirse a una silla; en la A caben apenas dos o tres ejemplares, siempre y cuando no sean muy gordos, aunque están bien protegidos del polvo, pero la forma triangular del hueco impide poner libros altos en los extremos, donde en cambio sí cabrían perfectamente, por ejemplo, dos tarros de mermelada. La Z tiene los mismos inconvenientes que la E a los que se suman los de la A por la falta de perpendicularidad de uno de sus lados, en el estante inferior. Algo similar a la E les ocurre a la F, la L, y la T. El resto presentan curvas poco prácticas, como la B, la D, la P, la R y la G, con el agravante de la poca estabilidad. La C, la J, la O, la Q y la S no valen para poner nada en ellas, porque se desestabilizan al menor roce y la O en particular sale rodando; en la I apenas cabe un libro o dos; en la K, la M, la N, la Ñ, la V, la W, la X y la Y todo son ángulos agudos, ideales para guardar madejas de lana pero no libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario