Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

31.12.12

EL EMBALSAMADOR


Se preguntaba las razones y acaso también por la naturaleza del fenómeno, que únicamente ocurría cuando había terminado su trabajo. Era entonces cuando de entre las costuras en el tórax, de la atenuada herida por donde había extraído los órganos internos del ángel, emanaba un casi imperceptible polvillo dorado que se elevaba y rápidamente se desvanecía en el aire.

30.12.12

LA TORMENTA EN UN FRASCO


Dicen que las tormentas se generan por el choque de lo cálido con lo frío. Es verdad. Yo tenía hasta hace un rato una encerrada en un frasco. Fui su artífice: mezclé vapor de la cafetera con el aliento del congelador, lo revolví todo (mejor dicho, se revolvieron solos ambos elementos) y obtuve las nubes cargadas de lluvia, los truenos previos, el granizo y los relámpagos que, por un error de cálculo en los componentes rompieron el vidrio dejando escapar la tormenta. Ahora está enganchada en una telaraña del techo, demasiado alta, abro el paraguas y espero que pase.

29.12.12

LOS NIÑOS ROBADOS



 
Cuando despertaban de un profundo sueño, papás y mamás descubrían con espanto las cunas vacías, en cuyo entresijo de cobijas quedaban rescoldos de niños hermosos y agridulces aromas. Desesperados llamaban a la policía entre llantos e hipidos, ofrecían recompensas cuantiosas a la vez que prometían sangrientas venganzas. Pasados los años de infructuosas pesquisas, cuando el llanto se les había agotado junto con las esperanzas y la ira, papás y mamás se miraban con complicidad y se encaminaban al armario, de donde sacaban las copias defectuosas de sus hijos que, con resignada precaución, habían guardado desde el principio.

26.12.12

LAS CIGÜEÑAS


Cuando las cigüeñas se extinguieron los techos de París se llenaron de niños huérfanos. Al principio morían de frío y hambre, pero con el tiempo aprendieron a sobrevivir comiendo insectos, ratas, palomas y otros pájaros, en dura competencia con los gatos callejeros, y se convirtieron en diestros equilibristas capaces de recorrer toda la ciudad yendo de un tejado a otro. Nadie habla de ellos, nadie los ve, porque se ocultan en las chimeneas, en los resquicios de los aleros, y se mantienen en absoluto silencio. A veces, uno de estos niños regordetes y rosados pierde el equilibrio, se resbala y cae como una fruta madura desde lo alto. En cuanto alguien lo descubre lo arroja a un cubo de basura disimuladamente y sigue su camino, pero otras veces cae encima de algún peatón y lo mata. Esta, y no la atribuida arrogancia, es la verdadera razón por la cual los parisinos van con la cabeza muy alta.

24.12.12

EL DESHOLLINADOR

Murió trabajando, como siempre lo había deseado: veintiún años después, su esqueleto, vestido con la ropa negra de faena, fue descubierto atascado en el conducto de la chimenea de una casona abandonada. Cuando la policía científica desatascó y extrajo el cuerpo, se encontraron una muñeca de trapo, un camión de hojalata y otra osamenta, igualmente atorada. Conservaba jirones de un atuendo rojo, un gorro con pompón y una barba blanca postiza.