Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

2.1.11

La señorita de la megafonía


Justo cuando estoy a punto de dormirme, la señorita que se aloja en mis fosas nasales anuncia por megafonía:
“Su atención por favor. Último aviso para los pasajeros de AIRWING con destino a Singapur: el embarque se efectuará por la puerta J-45.”
Inmediatamente, lo repite en inglés y luego en alemán. El volumen no es muy alto, pero es suficiente para despertarme.
Así me pasa casa vez que estoy a punto de conciliar el sueño. Desde que ella está en mi nariz apenas duermo, a ratos breves, aprovechando que ella no tiene nada que decirles a los pasajeros; aunque estos intervalos de silencio son inapreciables, pues sin dudas se trata de un aeropuerto muy concurrido, del que a diario salen y llegan cientos de aviones de todo el mundo.
Tengo depositadas mis esperanzas en que uno de estos días las autoridades decidan cerrar el aeropuerto indefinidamente por alguna razón, como por ejemplo, insalubridad de las instalaciones llenas de mucosidad, inseguridad laboral por riesgos de estornudos, excesiva o nula ventilación, exceso de gérmenes patógenos… O bien a esta señorita decidan despedirla por… No sé, a veces pienso que debería meterme un dedo en la nariz, sacármela y comérmela.
(Publicado en Revista Clarín, Oviedo, 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario