Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

27.5.10

Firma de ejemplares

El domingo 30 estaré en la Feria del Libro de Madrid. Por la mañana de 12 a 14 en la caseta 47 de la librería Estudio en Escarlata firmaré TODOS mis libros, y por la tarde, de 18 a 21,30, en la 296 de la Editorial Salto de Página, acompañado de Juan Jacinto Muñoz Rengel, ejemplares de la antología "Perturbaciones". Os esperamos.

25.5.10

Entrevista en "La Libélula"

La LibéLuLa de Radio 3 tratará hoy de congelar su fugaz planeo en un lugar: Tropo Editores, y en un preciso instante: El momento del unicornio, obra de Norberto Luis Romero que, como padre de la criatura, hoy nos acompañará en esta poza…

24.5.10

Emma Roulotte perdida en el cuento.

Me gusta Emma Roulotte, es usted porque habla de cosas ajenas a nuestra narrativa breve. Me explico. En España, todos nosotros leemos siempre las obras en su lengua original y despreciamos las traducciones. Y, más, mucho más, si se trata de autores norteamericanos que dicen palabrotas (“faquin, faquin”) y cuentan cosas guarrindongas. Así, nunca encontrarás un cuento en el que un personaje diga que todo es maldito, desde la madre hasta el microondas, si su autor quiere ganar premios. O jodido, si el mismo autor quiere demostrarnos que tiene personalidad y también ganar premios. Somos conscientes de que la acumulación de tópicos bucosquianos como si fueran colillas dentro de una taza de café no nos lleva a ningún lado. Los usamos con responsabilidad. Lo contrario sólo puede pasar dentro de este libro. Son responsables nuestros traductores y editores, que saben que cualquier tipo de maltrato sobre un autor tiene consecuencias físicas irreversibles. De hecho, por la calle, nunca he visto enanos deformados por las torturas que han sufrido sus obras. También salen aquí y se llaman Franz, Joyce o Jorge Luis. Sin embargo, todos han sido exiliados a un planeta lejano y pertenecen a un mundo de ciencia-ficción. Ciencia-ficción. Nada que ver con nosotros.
Nuestros lectores tienen muy claro lo que es un buen relato. Desprecian airadamente a los que los producen en serie. Como si fuera verdad eso que dice Propp al principio de Morfología del cuento. Sí, lo de que la crítica y la botánica van de la mano y que entre el estudio del cuento y el de los gladiolos no hay diferencias. A ninguno de nuestros cuentistas le han dicho nunca lo de “cuentos para niños, ¿no?”. Así que el que Norberto Luis Romero dedique un cuento a Propp y a Linneo no nos inquieta para nada. Y no nos salpica una parodia del cuento infantil. Total, todos ya hemos visto Shrek, ¿no?
Nuestros escritores no consumen CUENTOVAK 10. Son conscientes de que una sobredosis tiene terribles consecuencias. Si no, que se lo pregunten a las hermanas Brönte. A nuestros escritores se les escapa la inspiración por las orejas. Por eso, prefieren darse un paseo en chandal por el centro comercial antes de ir a una tienda de palabras. Porque para escribir cuentos, un género menor, no hace falta tener ni idea de cómo se pone una palabra detrás de otra. Ni saber algo de los principios básicos del género. Eso es para la novela, que, por lo menos, hace ganar un euro.
Además, en castellano, nadie se atrevería a hacer un microcuento sobre un dinosaurio. Porque nuestros autores son decentes. Tan decentes que nunca escribirían sólo para ganar premios como la muchachada que sale en el libro.
Así que me he leído Emma Roulotte, es usted como si todo esto no fuera conmigo. He disfrutado de una obra escrita con inteligencia y oficio. Así y sólo así he podido sumergirme en su delicada estructura de libro que custodia bajo sus tapas dos espejos enfrentados. O, mejor, esas misteriosas cajas chinas que los personajes se pasan de historia en historia. Y he descubierto que bajo la aventura pirandelliana de Emma Roulotte como personaje que salta de una parodia a otra en busca de un papel decente hay oculto un profundo amor por la literatura, por la literatura de verdad, esa que cuenta cosas. ¿Es poco en los tiempos que corren? Porque, si de cuento se trata, todos tiramos la primera piedra.
Carlos Frühbeck Moreno
http://www.culturamas.es/2010/05/24/emma-roulotte-perdida-en-el-cuento/

23.5.10

Los viajeros

Llegados a Liliput, desconcertados, descubrieron que no cabían.
de "Emma Roulotte, es usted", editorial Eclipsados, 2010

22.5.10

Feria del libro de Madrid

Del 28 de mayo al 13 de junio. Sábados, domingos y festivos de 10:30 a 14:30 y de 17:00 a 21:30
Por aquí estaré firmando el día 30. Ya iré concretando.

21.5.10

El cuento chino

HTML clipboard
La doncella del emperador Li-Po
El emperador Li-Po tuvo un sueño: Soñó que era una mariposa de extensas y coloridas alas, que volaba muy alto, muy alto, y se detenía a libar el néctar de las flores de los cerezos y manzanos. Al amanecer, cuando despertó y comprobó ante el espejo su habitual figura humana, tuvo una ligera decepción.Cuando la doncella del emperador Li-Po, hizo la cama de su Señor, vio un polvillo colorido brillante adherido a las sábanas, y no pudo atribuirlo a otra cosa que a la naturaleza divina del emperador.
de "Galería de Hiperbreves". Edición del Círculo Cultural Faroni. Tusquets, Barcelona, 2001

19.5.10

De "Criaturas voraces", I

Libidinosos anélidos
El galeno aplicó las sanguijuelas al paciente y se excuso prometiendo regresar al cabo de dos horas. En una calleja oscura el hombre fue asaltado por maleantes, con tan poca fortuna que se le fue la vida por la yugular cercenada. Al cabo de los días, algunos vecinos se acercaron a la casa del enfermo interesados por su salud. En la cama hallaron una docena de globos rojos, enormes y tensos, a punto de estallar, y el que había sido paciente era ahora un esqueleto cubierto de piel reseca. Bombeando con las manos, como hacen los gatitos con sus patas para extraer la leche de su madre, lograron revertir el flujo de las sanguijuelas y devolverle la sangre al paciente, que se recuperó y vivió muchos años, muchísimos a decir de algunos, porque junto a su legítima sangre llegaron nuevos glóbulos cargados de pensamientos, costumbres, caprichos… llamésmosle, rarezas, como la de pasarse el día agazapado bajo las aguas espumosas del río, acechando las piernas desnudas de las lavanderas, esas que no paran de cuchichear y reírse.
Libidinous anélidos
The doctor applied leeches to the patient and excused himself, promising to return in two hours. On a dark street he was assaulted by criminals and, unfortunately, the life poured out of him through his slashed jugular. After some days, a few neighbors interested in his health approached the sick man’s house. In his bed they found a dozen enormous circles, taut, about to burst and the patient now a skeleton covered with dry skin. Pressing with their hands as cats do with their paws to extract milk from their mother, they managed to reverse the flow from the leeches and return the blood to the patient, who recuperated and lived many years, very many some say, because with his own blood came new globules loaded with thoughts, customs, caprices—call them rarities—like spending the day crouched under frothy river waters, spying on the naked legs of washerwomen who never cease whispering and laughing.
(Traducción H. E. Francis)
de "Criaturas voraces", La Torre degli Arabeschi, Angera, 2010
http://latorredegliarabeschi.googlepages.com/

16.5.10

De la serie "Miradas sobre la Gorgona"

En la peluquería
Como siempre, llegaron las tres juntas. El jefe, sin levantar la vista de la agenda, se limitó a apuntarlas en la lista y decirles que tendrían que esperar un par de horas o más. Ellas asintieron, se sentaron y se pusieron a hojear unas revistas. El chico joven, peluquero aprendiz encargado de lavar las cabezas, el que va con las manos llenas de pequeñas marcas de mordeduras, inexplicablemente rompió en llanto.
Bernini. Musei Capitolini

15.5.10

Dos cuentos en la revista "The Dirty Goat"

The Dirty Goat, published biannually in January and September, brings together the finest in contemporary poetry, prose, drama, literature and visual art from across the globe. The Dirty Goat is a journey which may take the reader from avant-garde Czech drama on one page to contemporary Turkish poetry on the next. Continually expanding the cultures it explores, this journal offers a taste of some of the world's most provocative and talented artists. With its wide array of art and literature, The Dirty Goat is a glimpse into the cutting edge of the international arts scene.
"The Can of Peas" y "The Insistent Sea"
Son los dos cuentos aparecen es el número 22 de esta revista literaria editada en Austin y New Yok, ambos en traducción de H.E. Francis, mi amigo, maestro y traductor desde hace unos treinta años.