Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

7.7.10

De "Criaturas voraces", III

El festín de los ácaros
El señor Takanawa, en su habitación del hotel, sentado en el borde de la bañera con las piernas hacia dentro, cuidadosamente se recorta las uñas de los pies con unos alicates muy usados. Una vez que ha acabado, saca los pies de la bañera, abre el grifo y deja correr abundante agua que arrastra los recortes de las uñas por el sumidero; a continuación, escudriña el resto del cuarto de baño cerciorándose de que no haya salido disparado algún recorte y haya quedado en el suelo o sobre el mármol del lavabo; y si encuentra alguno lo recoge y envuelve en un trocito de papel higiénico, que arroja al inodoro, y luego se lava las manos. Adquirió esta costumbre después de haber visto en la televisión un documental donde se hablaba de los ácaros y éstos aparecían ampliados millones de veces; recibió una fuerte impresión y dedujo que de no ser por sus dimensiones microscópicas serían verdaderos monstruos que no se limitarían a comer piel muerta y se lanzarían a devorar cuanto ser vivo se les interpusiera. La obsesión del señor Takanawa muchas veces le impide dormir pensando que en la cama hay millones de ácaros que podrían desarrollarse hasta alcanzar el tamaño de un perro, y vive en el hotel desde que se separó de la señora Takanawa por temor a que ésta atrajera más ácaros al hogar cada vez que se cortaba las uñas sin poner cuidado en recoger los recortes, que salían disparados hacia todos lados. No era feliz en su matrimonio, tampoco lo es ahora, después de siete años de separación viviendo en esa minúscula habitación de hotel. Sobra decir que el señor Takanawa se rasura a diario completamente el cuerpo y la cabeza, incluidas las cejas; con bastante sufrimiento se depila las pestañas, pues sabe que toda piel o tejido muerto constituye el alimento de los ácaros. Previsor, también posee un documento que garantiza su inmediata cremación en caso de que muera, pues sabe que de no ser así, sería pasto de gusanos, tan repugnantes como los ácaros. Un veintiocho de julio, un seísmo de 7.2 en la escala Richter convirtió en una colina de escombros el hotel donde se alojaba el señor Takanawa. Días después, los equipos de rescate y desescombro hallaron su cuerpo en extraña postura: en cuclillas dentro de la bañera, sostenía entre índice y pulgar un diminuto envoltorio de papel higiénico conteniendo un recorte de uña. Obviamente, nadie vio a los millones de ácaros ocupados en devorarlo, y el caso no tuvo repercusión alguna.
De "Criaturas voraces", La Torre degli Arabeschi, Angera, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario