Geboren in Córdoba, Argentinien, lebte lange Zeit in Spanien und lebt nun in Deutschland. Er ist Schriftsteller, Autor von Romanen und Kurzgeschichten, Regisseur und Professor für Film. Seine Geschichten erscheinen regelmäßig in renommierten Zeitschriften, Anthologien und Literaturmagazinen in Spanien, Argentinien, Mexiko, Chile, Peru, Kanada, USA, Italien, Frankreich und Deutschland. Er studierte Bildende Kunst an der Kunsthochschule Emilio Caraffa in Cosquín, Córdoba, Argentinien.

Natural de Córdoba, Argentina, ha vivido en España y actualmente reside en Alemania. Es autor de relatos, novelista, director y profesor de cine. Sus cuentos aparecen habitualmente en prestigiosos periódicos, antologías y revistas literarias de España, Argentina, México, Chile, Perú, Canadá, Estados Unidos, Italia, Francia y Alemania. Ha cursado Bellas Artes en la Escuela de Artes Emilio Caraffa de Cosquín, Córdoba, Argentina.

Norberto Luis Romero is an Argentine, now a citizen of Spain presently living in Germany. He writes a wide range of fiction -from realistic to extreme fantasy. His stories have been published in Spain, Argentine, France, Italy, Canada and the United States. This is his first book-length collection to appear in English. He writes a wide range of fiction- from realistic to extreme fantasy.

Originario di Cordoba (Argentina), risiede in Spagna dal 1975. La sua opera letteraria, che comprende racconti e romanzi, ha ricevuto riconoscimenti per lo stile diretto e agile e per le sue sorprendenti tematiche, mai convenzionali e sempre molto coraggiose.

29.6.10

sapos

Aunque para un europeo podría parecer cosa de "realismo mágico", lo cierto es que en mi pueblo natal salía tal cantidad de sapos después de las lluvias estivales, que cada tanto, mi padre, mis hermanos y yo llenábamos sacos con ellos y los llevábamos al arroyo, porque era imposible andar por el jardín sin pisarlos. Naturalmente, todos nosotros, salvo mi madre, jugueteábamos con ellos; yo, en particular, bastante más, porque era el más travieso. Pasados los años, muchos, y ya en un continente desprovisto de animales salvajes, hace un año descubrí en una piscina con agua estancada un par de sapos. Allí me fui corriendo hacia ellos, lleno de alegría, rememorando mi infancia. Y mi primer impulso fue coger el que estaba a mi alcance, pero noté su piel babosa y lo solté con asco. Al día siguiente, tenía una infección en esa mano y parte del antebrazo que hube de tratar con un potente antibiótico. Es el precio del realismo mágico en Europa. Referí esta anécdota a mi amiga Ángeles Prieto, ella la recordó hace unos días y, expontáneamente, contruyó esta divertida y no menos cierta historia.
Aquí su historia:
Cierta vez que el insigne escritor Norberto Luis Romero, residente en Mallorca, paseaba abstraído, súbitamente le asaltó la imagen de un sapito agonizante lejos de su charca que, tembloroso y con ojillos tiernos, parecía suplicarle un poquito de su amor eterno.
Y aunque Norberto, dado su gran corazón, no pudo menos que estremecerse de piedad ante aquel batracio horrendo, asumió que hasta su amor tiene un límite pues, lejos de darle un beso, sólo lo acarició y transportó, depositándolo en el agua con tiento.
Es sólo que, a los tres o cuatro días, ya olvidado aquel romance súbito, a Norberto le asaltó un feroz urticaria que cubrió su piel casi por completo, con descomposición de vientre y fiebre continuada. Unos antiobióticos, una semana después, le sacaron de aquel trance recuperando su salud poco a poco con buenos caldos y mejores sonrisas. Si lo hubiese besado, se dijo, ahora estaría muerto. Entonces comprendió que el amor hacia los sapos, pese a lo que relatan los cuentos, no era preferible al de otros animales más cercanos, esos que transportamos de un lado a otro, a la vez que nos dejan sin aliento.
Ángeles Prieto Barba

No hay comentarios:

Publicar un comentario